Sistemas de numeración

El acto de contar es una habilidad que nos permite coger tanto el espacio como el tiempo. Medir el tiempo entre dos eventos, detectar y predecir ciclos, describir el mundo en términos de tiempo de viaje, son cosas esenciales que se pueden hacer y compartir con los demás.

Contar con los dedos ha definido la representación del espacio que nos rodea, hasta el punto de que este método todavía se utiliza el día de hoy en la mayoría de nuestros sistemas de numeración. El sistema quinario, que tiene una base 5, utilice los dedos de una mano, el sistema decimal (de base 10) utiliza ambas manos, el sistema vigesimal (base 20) utiliza los dedos de las manos y de los pies… Por supuesto, otras bases han sido desarrolladas y utilizadas por diferentes culturas, encarnadas en sus idiomas, ya sea extinguidas o todavía en uso.

Le invitamos a un viaje a través de algunos sistemas de numeración en este sitio para darle un panorama de la riqueza de la lengua a la hora de nombrar a este nivel primordial de abstracción representado por los números.

Solus, t’ad, ehn, cuir… ¿Y después?

Aprenda a contar en mandaloriano.
Para las 186 otras lenguas soportadas, siga la guía.