Escalas numéricas larga y corta

por Alexis Ulrich

Según los países, se utilizan maneras diferentes para crear los nombres de los grandes números. Entre ellas, hay dos principales: la escala numérica corta y la larga.
Pero ¿cúal es la diferencia entre las dos?

Escala numérica corta

En la escala corta para los grandes números, cada número mayor que un millón es mil veces mayor que su predecesor (las cifras están agrupadas por tres).
Por ejemplo, un millón vale 106 y un billón 109, es decir mil millones. El nombre de escala siguiente es el trillón, que vale 1012, y después siguen el cuatrillón (1015, o mil billones en castellano europeo), el quintillón (1018)…

Escala numérica larga

En la escala larga, cada número mayor que un millón es un millón de veces mayor que su predecesor (las cifras están agrupadas por seis).
Por ejemplo, un millón vale 106 y un billón 1012, es decir un millón de millones, un trillón valiendo 1018, dado que en esta escala, los -llones y los miles de -llones se alternaban.

Una visión europeana

Históricamente, la escala larga se ha utilizado en Francia desde el fin del siglo XV y se extendió por toda Europa hasta el siglo XVII, cuando se definió la escala corta. Puesto de moda, la escala corta expandió a medida que los países europeos «descubrieron» el mundo e instalaron colonias (el uso de la escala larga va también ampliarse de esta forma antes de estar sustituida por la escala corta).
Después de algunas idas y vueltas entre las dos escalas, la situación actual puede resumirse como sigue. Los países europeos ya utilizan la escala larga en mayoría (a la excepción del Reino Unido), mientras que algunas antiguas colonias de varios imperios han mantenido la escala corta (Brasil, Estados Unidos de América) y otras la larga (todos los países hispanohablantes, excepto Puerto Rico).

Diferentes culturas, diferentes escalas

Agrupar los números por tres o seis cifras obviamente no es la única manera para nombrar los grandes números. El idioma chino moderno los agrupa en miríadas, o grupos de cuatro cifras (亿 vale 108, 1012), así como el japonés ( vale 104, 108) y el coréano ( vale 104, 108), el tongano tradicional tiene nombres específicos por potencias intermedias de diez (mano vale 104, kilu 105)…
Lo que hace también la belleza de los idiomas, es toda la gama de posibilidades que ofrecen. Incluso en una área tan pequeña como la forma de nombrar a un gran número, las diferencias en la forma de contabilización y de denominación son impresionantes, abriendo nuevas ventanas en las culturas que estas lenguas transmiten.